LIFE T4C BLOG

Información sostenibilidad

10
May
2024
Lectura estimada: 3 minutos
Compartir:

Del plástico reciclado al terreno de juego

El progresivo uso del plástico en nuestra vida diaria durante las últimas décadas plantea un serio problema a la economía circular. El número de toneladas de este material que cada año se desechan y se amontonan en los vertederos aumenta, lo que obliga a multiplicar los esfuerzos de cara al reciclaje y la reutilización de estos materiales.

Como hemos visto en anteriores posts de este blog, el problema se agudizó a partir de la pandemia, cuando China dejó de importar estos plásticos desechados que, a partir de ese momento, debían ser procesados en sus países de origen.

En el caso concreto de España, nuestro país cuenta con una destacable trayectoria de reciclaje en el sector del plástico: en 2017 se logró que, por primera vez, la cantidad de plástico reciclado superara a la del plástico depositado en el vertedero.

Un dato que revela la sensibilización de la sociedad, así como los esfuerzos y la mejora de los sistemas de recogida, la modernización de los procesos de reciclado y la innovación de la industria del plástico, que incrementa cada año la incorporación de material reciclado a nuevos productos.

Esta investigación en torno al reciclaje de plásticos ha permitido la fabricación de nuevos materiales destinados a reemplazar a otros que presentan mayores problemas en cuanto a la sostenibilidad.

En el caso del césped artificial, ya hemos visto los problemas que plantean materiales como el caucho SBR, tanto en términos de contaminación por microplásticos como por el hecho de que pueden ser potencialmente nocivos para la salud.

Por eso, la investigación de empresas como Green World Compounding (GWC), especializada en el reciclaje de plásticos procedentes de los cultivos agrícolas, ha permitido diseñar materiales como el Ecolastene, cuyas materias primas proceden en más de un 80% del reciclaje y que es 100% reciclable, demostrable por blockchain y avalado por la Certificación Europea de Recicladores de Plásticos (EuCertPlast).

Este material también ha superado las pruebas realizadas respecto a su resistencia al efecto de los rayos UVA y a su durabilidad, garantizando que el producto mantiene la forma y el tamaño con el uso y que, por tanto, no supone la liberación de microplásticos al medio ambiente.

Además, la certificación FIFA Quality y FIFA Quality Pro demuestra que cumple con los requisitos necesarios tanto en absorción de impactos como en deformación vertical, restitución de la energía, rebote vertical del balón y resistencia rotacional. Todo ello lo avala como un compuesto susceptible de ser utilizado en competiciones deportivas al más alto nivel.

Artículos relacionados

Proyecto financiado por la Unión Europea

Co-funded by the European Union. Views and opinions expressed are however those of the author(s) only and do not necessarily reflect those of the European Union or CINEA. Neither the European Union nor the granting authority can be held responsible for them.

Campo limpio:

pásate a un césped sin microplásticos

Completa el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo

Formulario de Contacto